NO ERA LOGICO

Un hombre llego a su consultorio diciendo que algo se movía bajo su piel.
El médico hizo una pequeña incisión y lo sacó: era un hombrecillo.
—¿Qué cosa más rara es esta? —dijo el doctor
—Soy su conciencia —le explicó el pequeño ser, señalando al paciente.
Al médico no le pareció eso lógico, entonces metió al hombrecillo en un frasco y remitió al paciente a un manicomio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada