EL MUERTO

Sólo hasta cuando el policía levantó la manta que cubría el rostro del cadaver, descubrí que quien había perdido la pelea era yo.

1 comentario:

  1. Inspirado en Horacio Quiroga, me gusta también. Yenny

    ResponderEliminar